Visitando Utrera

Para empezar visitaremos la plaza del Altozano, es el centro neurálgico de la localidad y conserva restos de los siglos XVII y XVIII, sobre todo en alguno de los edificios colindantes.
en sus alrededores , la calle Niño Perdido, fue la antigua Judería.

Utrera tiene rico patrimonio histórico artístico, como el Castillo, árabe del siglo XIII, situado sobre un cerro al nor-oeste de la ciudad, con la torre del Homenaje y su plaza de armas medieval.

Podrás visitar varias iglesias y conventos, la más importante es la iglesia de Santa María de la Mesa, forma parte del paisaje característico de Utrera, ya que su torre, al ser la edificación más alta de la ciudad. Es un templo medieval que se reformó en el año 1401 y posteriormente en el siglo XVI. Una pequeña catedral. es espectacular su retablo mayor y es sede de las hermandades de la Quinta Angustia, Cristo Atado a la Columna y El Crucifico de los milagros.

Junto a Santa María de Mesa se halla el Hospital de la Santa Resurrección de 1514, junto a otras dependencias laterales del templo forman una de las aceras más antiguas y típicas de Utrera.

Iglesia de Santiago el Mayor, sobre otra loma, junto al castillo. Es un magnifico templo gótico . barroco del siglo XIV de grandes proporciones, otra pequeña catedral con una larga historia, Sede de la cofradía del Cristo de Santiago y del Cristo de la Buena Muerte.

Los campaneros utreranos utilizan una antigua tradición para e repique de las campanas. Las campanas se voltean con una persona tirando de la cuerda y otra saltando encima de ella hasta que logran ponerlas en horizontal.
Se pueden ver el Domingo de Ramos, el de Resurrección, en el Corpus o el día de la patrona, la Virgen de Consolación. Ángelus, el de sermón al atardecer y el de ánimas.

El santuario de Nª Srª de la Consolación está ubicado en las afueras de la ciudad y se llega a él por un espacioso camino, hoy día convertido en paseo, flanqueado por el Parque de Consolación. En su interior se encuentra la patrona de la ciudad, destacando además su artesonado mudéjar y el altar mayor barroco. Atesora aún la riqueza de romerías y peregrinaciones antiguas. Es sede de la hermandad del Cristo del Perdón,una de las imágenes más antigua de la ciudad, de autor desconocido.

Iglesia de San Bartolomé, sede de la hermandad de la Oración en el Huerto.

Disfrutar del contacto con Utrera y sus gentes paseando su conjunto histórico, con calles blancas, muy luminosas, andaluzas, compuesto por los barrios de Santiago y Santa María, con diferentes casas-palacios de los siglos XVI al XIX.
En ellos descubrirás joyas de la arquitectura como el artesonado mudéjar de las Madres Carmelitas, la planta elíptica de la iglesia de los Dolores, perteneciente a las Hermanas de la Cruz, la iglesia de San Francisco, sede de la Hermandad de la Vera Cruz y santo Entierro, la capilla de la Trinidad o los salones historicistas del Ayuntamiento.

En el teatro municipal se expone una buena colección de objetos y recuerdos de los famosos escritores hermanos Alvarez Quintero. del que se puede hacer una ruta para recordar su estancia en la ciudad.
La ruta “Utrera de los Quinteros” parte de la Plaza del Altozano, para acercarse a la parroquia de Santiago, el Teatro Enrique de la Cuadra (municipal) y la Plaza Gibaxa, espacio situado frente a la casa natal de los escritores.

En diferentes zonas del casco histórico se conservan algunos restos de la muralla medieval, entre los que se encuentran el Arco de la Villa, el Portillo de la Misericordia y algunas torres, entre ellas las de los antiguos molinos de aceite.

Desde luego la visita a Utrera se merece más de un día para disfrutar de todo su encanto, y que mejor que pasar unos días en el Cortijo La Corbera para sumergirse en el entorno,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *